miércoles, marzo 08, 2006

Suelo nuevo

Anoche mi Tara quedó un poco desconcertada cuando fue corriendo a beber agua y se encontró que sus cacharros de la comida habían desaparecido de su esquina de la cocina. Y es que ya teníamos que sacar cosas para que esta mañana los señores albañiles vinieran a arreglar el señor destrozo que hace justo quince días nos dejó el señor fontanero. Aunque ya le voy cogiendo el tranquillo a esto de supervisar reparaciones, pronto me pusieron a prueba. Al poco de llegar, el albañil-jefe va y me pregunta:

- ¿Te molesta si fumo?
- [Sí, me jode mucho el humo, y más recién levantada, y preferíria que mi pelo siguiera oliendo a champú lo que queda de día.
Uff pero entonces, se va ir encabronando conforme pase la mañana... ¡o peor! va a bajar a la calle a fumar a cada rato. El ascensor es tan lento que cuando bajo, casi me da tiempo a terminar de vestirme y peinarme en él... así no vamos a acabar nunca...] Ehmmm... (*suspiro*) no, no me molesta...

Pues ale, uno detrás de otro, y yo con todas las ventanas abiertas (menos mal que hoy ya no había vendaval). Lo irónico del tema, es que el albañil-subordinado que no fumaba era el que parecía que iba a echar el pulmón por la boca de tanto toser :S

Y bueno, todo muy tranquilo, hasta las diez o así que me empieza a sonar la tripa (es que yo siempre prefiero dormir diez minutos más, aun a costa de sacrificar el desayuno). Y otra vez la duda:

- [¿Quedará muy mal si me saco unas galletas y me pongo aunque sea una taza de leche? De todas formas, veo un poco estúpido ofrecerles galletas y leche... ]

Pero pronto me he visto libre del compromiso porque el albañil-jefe (que para la hora del parking no, pero para las comidas pone mucho cuidado), ha tomado la iniciativa y me ha informado de que, si me parecía bien, se iban a tomar unos pinchos. Obviamente no han dado lugar a réplica (¡y qué les iba a decir si no!) y he dispuesto de tooooda una hora para prepararme unas tostadas y tomarme el café :]

Yo creo que no he vigilado del todo mal, pero aun así, no sé que es lo que tienen los padres, que en cuanto llegan y sin decir nada más que "buenos días" el ambiente cambia... es como si de pronto, lo que sea que estaban haciendo, se pudiera hacer más ligero, más limpio y mejor... Tengo mucho que aprender.



4 comentarios:

Linkita dijo...

Jajaja tenías que haberles echado una foto con medio culo fuera y con el cigarro en la boca...

absolutCT dijo...

pues alguna vez que otra se les ha visto la hucha xD ¿y si me pillan echando la foto? ¿¿cómo les explico que van a salir en internet por el lado donde la espalda pierde su nombre??

Anónimo dijo...

diles q no sabias muy bien cual era la cara, con tanto messenger, al verle dos lunares y la raja del culo pensaste que te taba sonriendo :) juas!

con cariño de tu maton

Anónimo dijo...

enseñar la raja del culo (fenómeno muy extendido entre mujeres y hombres)